La sequía obliga a seguir abasteciendo con camiones cisterna a pueblos de al menos cinco autonomías

Ourense ha aplicado nuevas medidas restrictivas como cortes nocturnos de agua

Cuando el verano pasó, los camiones cisterna todavía seguían allí. La sequía acumulada —España encadena tres años hidrológicos con lluvias por debajo de las medias históricas— ha hecho que en al menos cinco comunidades autónomas se tenga que recurrir a estos vehículos para poder abastecer de agua potable a los habitantes de pueblos y aldeas. Ocurre, según los datos recabados por EL PAÍS, en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla-León y Galicia.

LEER ARTÍCULO>