El agua es un recurso indispensable para la vida, que ha de estar disponible no sólo en la cantidad necesaria sino también en la calidad precisa, calidad que ha de ser mantenida en unos niveles suficientes según el uso al que vaya destinada. Dada la importancia que para la salud humana tiene la calidad del agua destinada a su consumo, es necesario que todos los procesos encaminados a la producción de ésta (captación, potabilización y distribución) cumplan las normas de calidad aplicables (Frutos, 2009, Sedelam, AGBAR).

Las estaciones que tratan agua potable se encuentran en la necesidad de optimizar y/o mejorar el tratamiento para cumplir con la reglamentación vigente y futura, así como con la demanda de la población.  Es necesario adoptar nuevas tecnologías que eviten el uso de productos químicos y que tengan un rendimiento acorde con estas nuevas normas.  Por esta razón, Agbar a través de su división Sedelam, realizó unas pruebas exhaustivas con la tecnología Redox®.

Durante el transcurso de los ensayos, hemos podido evaluar las ventajas que nos ofrece el sistema REDOX®:

• Fácil aplicación antes de la desinfección principal, lo que elimina precursores de los DBP y minimiza la formación de subproductos. A su vez, esta tecnología no genera subproductos de desinfección, siendo una garantía en aguas con esta problemática.

• Se trata de un equipo compacto, por lo que los requerimientos de espacio son reducidos.

• Utilizando el sistema REDOX® como pretratamiento, reducimos del proceso la aplicación de otros reactivos: se elimina el coagulante (el sulfato de aluminio), el poliDADMAC se reduce de 1 a 0,2 mg/l, obteniendo una mejoría en la calidad del agua tratada.

• El equipamiento requiere escaso mantenimiento, y es de fácil manejo, presentando la posibilidad de trabajar en manual o automático.

• En cuanto a los resultados de la calidad del agua tratada, el sistema REDOX® muestra una gran estabilidad en su comportamiento a distintas calidades de agua bruta y condiciones de trabajo. Las posibles variaciones de amperaje y voltaje se generan por la carencia de mantenimiento (desgaste de ánodos). En nuestros ensayos comprobamos que incluso con un 20% de la superficie anódica, el sistema REDOX® obtiene la misma calidad de agua, aunque con una ligera subida del voltaje.” ¹

¹Frutos, M.; Hurtado, I.; Cascales, P. & Campillo, D. 2009. Chlorine dioxide applications for potable water treatment. Operations Division, Department of Production, Capture, Purification and Quality Control. Aguas de Murcia.