Tiempo de aires asfixiantes

La política medioambiental de Donald Trump es impermeable a la ciencia y la razón

Muchas personas votaron a Donald Trump porque se creyeron la promesa de que nos devolvería a lo que imaginan que fueron los buenos tiempos (la época en que Estados Unidos tenía montones de puestos de trabajo tradicionales extrayendo carbón y fabricando productos manufacturados). Van a llevarse un buen chasco: la desaparición de los trabajos manuales tiene que ver sobre todo con el cambio tecnológico, no con la globalización, y por mucho que escriban en Twitter o que reduzcan los impuestos, esos puestos de trabajo no van a volver.

LEER ARTÍCULO>